Que hablemos el mismo idioma, no significa que nos comuniquemos igual

A veces hablamos el mismo idioma pero no comprender los códigos culturales y comunicacionales y esto puede provocar choques culturales que dificultan la participación y la convivencia. Por esto, la mediación intercultural es la clave.